Lagrimeo en niños y adultos

Escrito por Dra. Mónica Zampierin
Valora este artículo
(3 votos)

Cuáles son las causas de lagrimeo?

El lagrimeo tiene multiples causas y trataientos que difieren según se trate de niños o adultos.

En los bebés suele haber obstrucción de la vía lagrimal desde el nacimiento y debutan con conjuntivitis a repetición. Suele ser autolimitado y se puede esperar hasta el año antes de intervenir. Si no mejora para entonces se realiza un sondaje bajo anestesia que soluciona el problema en el 80 % de los casos. El resto necesitará otro tipo de intervención.

En niños mayores puede intentarse un sondaje, pero la mayoría requieren una cirugía para resolver definitivamente el problema.

En el adulto, la causa más frecuente de obstrucción de la vía lagrimal es el cierre de los puntos o canalículos lagrimales por una conjuntivitis crónica como por ejemplo las alergias. El lagrimeo también puede deberse a la laxitud de los párpados y la eversión del punto lagrimal. El párpado queda separado del ojo y la lágrima no drena a traves del punto lagrimal.

La obstrucción más baja, a nivel del saco lagrimal o el conducto lacrimonasal, hace que se acumule lágrima o secreción mucopurulenta en el saco. Esta puede salir por los canalículos a la compresión de la zona o, si están ocluidos, forman una tumoración con dolor y enrojecimiento que a veces drena a través de la piel. A este proceso se lo denomina dacriocistitis.

Tratamiento

En los adultos, el tratamiento del lagrimeo por la estrechez de los puntos lagrimales comienza con gotas oculares y dilatación de los mismos en consultorio.

También puede ser utilizado en estos casos un implante minúsculo llamado mini-Monoka que evita el cierre del punto lagrimal y el canalículo.

Si el problema es la laxitud del párpados debe corregisse ese problema con una blefaroplastia.

En obstrucciones mas bajas, es decir, cuando se acumula secreción en el saco lagrimal o hay dacriocisititis, está indicada una dacriocistorrinostomía (DCR).

En el caso de ausencia total de canalículos y puntos lagrimales, o cuando no es posible realizar una DCR, es necesario comunicar la conjuntiva con la nariz mediante el implante de un tubo de vidrio pírex o de Jones que se coloca entre el ángulo interno del ojo y la nariz y que se deja en forma permanente. Este procedimiento no requiere incisión en la piel y se realiza con control endoscópico de la posición del tubo en la nariz.

Oftalmología Global - Oroño 1003 - Rosario 2000 (Argentina) TE (0341) 4247071 | 4217070 | 4262994