Nuevos tratamientos para la maculopatía seca

Escrito por 
Valora este artículo
(10 votos)

La atrofia geográfica (AG) es una forma avanzada de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Se refiere a ella comúnmente como “maculopatía seca”. 

No existe en la actualidad un tratamiento curativo de esta enfermedad, pero es un campo de desarrollo de numerosas investigaciones, basadas en los mecanismos por los cuales la enfermedad se origina.

Una de las teorías más aceptadas es la hiperactividad de los factores de complemento alternativos, que conducen a inflamación crónica y muerte celular. Una terapia novedosa consiste en limitar la activación de esta vía, a través de agentes anti-inflamatorios asociados a la vía del complemento.

Se sabe además que el beta-amiloide se acumula en forma de drusen en la DMRE e interactúa en la vía alternativa del complemento. Los investigadores consideran que la inhibición del beta-amiloide impediría la activación de esta vía, reduciendo la progresión de la AG. En favor de esta teoría se ha demostrado la mayor concentración de beta-amiloide en sangre en pacientes con AG versus pacientes sin enfermedad macular.

Otras posibles terapias consideradas recientemente incluyen moduladores del ciclo visual y agentes neuroprotectores.  

 

El LAMPALIZUMAB es un anticuerpo monoclonal humanizado que actúa como un inhibidor selectivo de la vía alternativa del complemento. El estudio fase 2 MAHALO, evalúa la seguridad, tolerancia y actividad de esta droga inyectada mensualmente o bimensualmente en pacientes con AG.  Los estudios CHROMA y SPECTRI, actualmente en curso, evalúan en un mayor número de pacientes los efectos del lampalizumab versus placebo en los cambios del área de AG medido por autofluorescencia. De probarse su eficacia, estaría disponible para su uso comercial en 2019.

 

La DOXICICLINA es un antibiótico ampliamente utilizado, con propiedades antiinflamatorias conocidas. Actuaría además inhibiendo la activación del complemento y otras moléculas responsables del desarrollo de la AG. Un estudio clínico en curso, TOGA, evalúa la eficacia y seguridad de 40mg de doxiciclina vía oral, en reducir la progresión de la AG.

 

El GSK933776 es un anticuerpo monoclonal que actúa sobre el beta amiloide. Se administró en 3 dosis intravenosas diferentes una vez al mes por 18meses, seguido de un período de 3 meses de observación. Los resultados presentados en el último congreso de la Academia Americana de Oftalmología, mostraron ausencia de efecto terapéutico en las 3 dosis estudiadas.

 

La BRIMONIDINA es una droga universalmente utilizada para el tratamiento del glaucoma. Se conoce su efecto neuroprotector sobre células de la retina. Se estudia su aplicación en un dispositivo intraocular de liberación prolongada en dos concentraciones.  Un estudio inicial no demostró una eficacia clínicamente significativa en modificar el área de AG. Un segundo estudio, BEACON, está en curso con un nuevo dispositivo de brimonidina intraocular.

 

Los CORTICOIDES tienen un efecto neuro-protector sugerido en estudios preclínicos.

Implantes intraoculares de liberación prolongada, como el de fluocinolona acetonida, ya utilizado para el tratamiento de uveítis no infecciosas, se evaluó en el estudio MAP-GA. La investigación fue discontinuada, pero se considera un punto de partida promisorio para futuros trials.

 

El EMIXUSTAT es una molécula administrada vía oral, que inhibe una enzima crítica en los mecanismos químicos responsables de la percepción visual. El estudio SEATTLE evaluó dos dosis de emixustat versus placebo en la progresión de la AG.

Los resultados no mostraron un efecto beneficioso en evitar la progresión de la AG y se asociaron a efectos adversos en la visión de colores y adaptación a la oscuridad.

 

La terapia de CELULAS MADRE también se investiva en esta enfermedad, incluyendo el uso de células embrionarias y del cordón umbilical. Un estudio fase 1/2 utilizando células embrionarias humanas incluyó a 9 pacientes con AG. El estudio mostró cierto grado de actividad biológica, pero se necesitan más estudios para corroborarlo. Un estudio fase 2 en curso investiga el efecto de la administración subretiniana de tejido umbilical.

 

Conclusión:

La magnitud de la epidemia de la enfermedad macular degenerativa y su tendencia creciente en relación a la mayor longevidad de la población, es un estímulo para el desarrollo de investigaciones para reducir el impacto del compromiso visual.

En la actualidad, sólo 2 estudios clínicos han mostrados resultados favorables en fase 2 (lampalizumab y brimonidina). Muchos han fallado pero abren caminos a futuras investigaciones.

La efectividad de drogas como el lampalizumab y la doxiclina en dosis bajas se conocerá en el futuro cercano. 

Oftalmología Global - Oroño 1003 - Rosario 2000 (Argentina) TE (0341) 4217070 | 4262994