Coriorretinopatía serosa central, variante crónica

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

La variante crónica de la coriorretinopatía serosa central (CSC) es infrecuente, pero su gravedad radica en el insidioso y progresivo compromiso de los fotorreceptores. 

(Fotografía color de la retina de un paciente con CSC crónica)

 


La tomografía de coherencia óptica ilustra la presencia de desprendimiento de retina (sector izquierdo de la imagen)

La captura de imagen de autofluorescencia blue peak (laser azul) es la forma más sensible de marcar el territorio de la retina afectado (parches claros hiperautofluorescentes: sufrimiento de los fotorreceptores; puntos oscuros hipoautofluorescentes: ausencia de fotorreceptores)

La imagen de autofluorescencia al infrarrojo cercano (near-infrared autofluorescence) se logra con una emisión de laser de 787nm y un filtro > 800 nm. Captura la fluorescencia de la melanina y sus compoentes asociados. En esta patología, identifica bordes definidos, sectores de ausencia de melanina (oscuros) y de aumento de concentración (puntos claros)

Imágenes de autofluorescencia de la misma localización de la retina, tomadas con 2 años de diferencia. En la imagen de la derecha, correspondiente al último control, se constata una extensión del daño de la retina (flechas)

Oftalmología Global - Oroño 1003 - Rosario 2000 (Argentina) TE (0341) 4217070 | 4262994